El hombre sintético (Parte I)


Es común escuchar el término “nuevas tecnologías” cuando nos referimos a la construcción de redes de información basadas en el uso de instrumentos desarrollados a partir de la segunda mitad del siglo pasado. Si bien, este vocablo es aceptable como elemento de clasificación para la literatura tecnológica, también es cierto que tantas décadas de aparición hacen dudar del adjetivo “nuevo”. Vivimos con las nuevas tecnologías desde que las técnicas empezaron a combinarse entre sí, pero este concepto se ha acelerado desde la concepción social del Internet.

Sería inexacto e incluso reduccionista pensar que Internet y lo que comúnmente se ha dado en llamar “el mundo virtual” —aun sin ser sinónimos— representan la totalidad de los cambios tecnológicos a los que nos referimos. En realidad, éstos tienen que ver con todos los soportes técnicos —visuales, auditivos, biológicos, mixtos— y cada vez más se interrelacionan de maneras que buscan ser complementarias —siempre bajo el tamiz de los impulsos comerciales.

Ante esto hay mucho por aclarar. En este ensayo se plantea la necesidad de considerar cuatro aspectos:

  • El individuo como parte de una red
  • Paradojas más relevantes en la relación hombre-mundo
  • La sociedad sintética
  • El hombre sintético

1. El individuo-red

Partamos de la siguiente premisa: las nuevas tecnologías que sustentan el llamado “mundo virtual” no pueden refundar el concepto de humanidad sólo por el hecho de pensar que ahora la identidad se da por un nick[1] en la red; lo que sí puede hacer es ayudar a replantear la idea que la humanidad tiene de sí misma.

Históricamente, el hombre ha formado parte de una red, así se ha dado origen a las sociedades. Hoy en día, el tejido de esa red es más estrecho y determinante, porque se basa no sólo en el sentido social, sino en el comunicativo.

Estar “conectado es fundamental”. ¿Pero estar conectado a qué?
Fausto Colombo, profesor de deontología de la Escuela de Comunicaciones Sociales de la Universidad de Milán, sostiene que el ordenador –computadora, en su acepción más tradicional y limitada- es no sólo un médium (o medio), sino un metamedium, porque tiene la capacidad de contaminación con los demás medios y la ulterioridad tecnológica parece una simple consecuencia de una particular configuración.

Esta propuesta resulta fundamental, aunque sólo toma en cuenta a la computadora como gran Aleph en el estricto sentido que Borges popularizara: el lugar a partir del cual se pueden ver todos los demás lugares. En realidad, el metamedium que aquí se propone es, a partir de todo el desarrollo tecnológico, una entidad integrada por muchos instrumentos tecnológicos: teléfonos móviles o ipods, ya que resulta en sí una gran red de información.

El individuo actual prioriza la llamada “conectividad” y requiere estar conectado a este metamedium. Esta necesidad lo convierte, sin duda, también en parte de esta red, aun cuando su naturaleza no se confunda con la de los instrumentos, no a la manera de “hombre biónico”, al menos. La red queda integrada entonces por la conexión entre información-instrumentos-individuos. Esta concepción podría resumirse en un esquema de 3 I:

Metamedium = información-instrumentos-individuos

[1] Nombre con el que se le conoce al seudónimo o sobrenombre que da identidad en páginas, blogs o chats

Continúa mañana…

-JLE

Anuncios

Autor: bitacoradenaufragios

José Luis Enciso (México DF, 1976). Escritor y promotor cultural. Es autor de Los condenaditos (Pre-textos, 2005), Premio Internacional de Cuentos Max Aub, y El amor antes y después del final del mundo (IMC, 2014). También ha obtenido el Premio Internacional de Cuento Ciudad de Zaragoza (2012) y ha sido incluido en antologías en Argentina, España y México, como Bella y brutal urbe (Resistencia, 2013). Actualmente combina su escritura con la coordinación de actividades culturales y redes sociodigitales del Fondo de Cultura Económica. @jlenciso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s