Locura y Literatura (Parte I)


¿Es la locura una enfermedad? ¿Hay algo en ella que permita obtener, mediante su estudio, luz sobre la interacción entre el individuo, el mundo y el arte? ¿Y si fuera la expresión de un estado mental que permite hacer consciente las relaciones con poderes superiores, quizá con Dios? Del modo que sea, las relaciones entre hombre, arte y dioses por medio de los delirios se antojan no sólo clínicas, sino también literarias.
El caso de Daniel Paul Schreber es claro ejemplo de lo anterior. El nombre de este personaje es ampliamente conocido en la historia de la psicología moderna debido a que sus Memorias de un enfermo de nervios (Sexto Piso, 2003), publicadas originalmente en 1903, son una obra clásica en la materia. Lo son porque se trata de “un texto escrito por un loco que sabe que está loco —con una lucidez inigualable—”, como la ha sintetizado el filósofo Luis Alberto Ayala Blanco, y porque brindan valiosos elementos para el estudio de los trastornos paranoicos.
Desde su aparición, las Memorias… fueron abordadas desde diversos enfoques por el campo de la psicología. Suscitaron respuestas adversas, como la de R. Pfeiffer: “No podrán ofrecer ninguna novedad al médico experto”. Otras fueron menos radicales y más inteligentes como las de Sigmund Freud —en su clásico ensayo de 1910—, Carl Gustav Jung —con ciertas referencias a este caso aportadas desde 1907—, y otros pilares del psicoanálisis. Pero las repercusiones del texto han trascendido del ámbito de la psique: Elías Canetti halló en esta obra una conexión directa entre paranoia y poder. El libro ha ofrecido además una inagotada fuente de conocimientos en la relación entre los delirios y el ejercicio de creación artística. ¿Será que todo artista está un poco loco entonces? Es posible, por ello el enfoque literario de las Memorias… se apetece interesante sobremanera.

(Sigue mañana)

-JLE
Anuncios

Autor: bitacoradenaufragios

José Luis Enciso (México DF, 1976). Escritor y promotor cultural. Es autor de Los condenaditos (Pre-textos, 2005), Premio Internacional de Cuentos Max Aub, y El amor antes y después del final del mundo (IMC, 2014). También ha obtenido el Premio Internacional de Cuento Ciudad de Zaragoza (2012) y ha sido incluido en antologías en Argentina, España y México, como Bella y brutal urbe (Resistencia, 2013). Actualmente combina su escritura con la coordinación de actividades culturales y redes sociodigitales del Fondo de Cultura Económica. @jlenciso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s