¿Es posible el colapso de Internet?


El próximo 17 de mayo celebraremos el Día Mundial de Internet.
La importancia de esta especie de Aleph -desde una perspectiva basada en Borges- es innegable en la vida actual. Pero, ¿es posible que esta gran red se colapse?
Este artículo aparece en la edición de hoy del periódico español Público y resulta de gran interés:

¿Se colapsa Internet?

Por BLANCA SALVATIERRA

Una duda se plantea de forma cíclica entre los expertos y compañías que controlan el tráfico de la Red. ¿Estará Internet a punto de saturarse? Hace más de dos años, algunas empresas predecían un colapso a medio plazo. Ahora, la amenazante figura del colapso sigue siendo utilizada por los operadores, que alertan sobre un tráfico sin precedecentes por la creciente utilización del vídeo en la Red. Jim Ciccone, vicepresidente de AT&T -una de las mayores operadoras de EEUU- ha sido el último en dar la voz de alarma sobre los actuales sistemas. Según sus palabras, el vídeo on-line supondrá un 80% del total del tráfico de la Red en 2010. En ese momento, se alcanzará el límite de las redes.
El número de internautas se ha duplicado en los últimos cinco años, mientras que el tráfico se ha multiplicado por ocho. El director general de Weblogs SL y experto en Internet Julio Alonso prefiere quitar hierro al asunto y mantiene que, aunque es probable que la demanda aumente, también lo hará la capacidad de las redes y los mecanismos de compresión de datos.

El “potencial” de Internet

El elemento que subyace a este debate es un concepto llamado neutralidad de la Red y su posición contraria, la que Alonso define como “destruir el fantástico potencial de Internet como plataforma de distribución de nuevos servicios”. Ante una posible saturación, varias operadoras pusieron sobre la mesa la posibilidad de que pagasen más los usuarios y los sitios web que más ancho de banda utilizasen. El razonamiento era que los operadores podrían recuperar parte de la inversión necesaria para el mantenimiento y mejora de sus redes. Y si esa opción no era aceptada, pasarían a administrar el tráfico.
Ciccone destacó durante su conferencia que para solucionar la saturación se requiere una inversión de 130.000 millones de dólares y, si bien detalló que su empresa no bloqueará ningún tipo de tráfico, es la idea que regresa a la la cabeza de los internautas. Alonso, que se muestra escéptico ante un posible colapso, cree que los operadores invertirán en la medida en la que se produzca un retorno de la inversión. “Si no invierten, la red no se colapsará. Simplemente irá más despacio”, añade.
Fuentes de Telefónica se muestran más cautas a la hora de hablar de una posible saturación. Las actuales redes de cobre tienen que sustituirse por las de fibra óptica, que permiten una mayor capacidad pero también suponen una inversión millonaria. Las encargadas de realizar la sustitución deben ser las operadoras que, según la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), después deben abrirlas a la competencia. Desde la CMT se insiste en esa migración, necesaria para el correcto funcionamiento de las redes, ya que el tráfico crece y es necesario dar a los usuarios los servicios que demandan.
El verdadero valor de la Red está en los servicios que se desarrollan sobre la conectividad y, para Alonso, “se trata de un pastel al que difícilmente acceden las operadoras”. Los expertos se plantean si tiene sentido replantear la neutralidad de la Red, la Internet de dos velocidades cuando los fabricantes comienzan a eliminar las unidades ópticas de sus ordenadores portátiles en favor del auge de los contenidos de alta definición en Internet, una posición que se antoja contradictoria.

Anuncios

Autor: bitacoradenaufragios

José Luis Enciso (México DF, 1976). Escritor y promotor cultural. Es autor de Los condenaditos (Pre-textos, 2005), Premio Internacional de Cuentos Max Aub, y El amor antes y después del final del mundo (IMC, 2014). También ha obtenido el Premio Internacional de Cuento Ciudad de Zaragoza (2012) y ha sido incluido en antologías en Argentina, España y México, como Bella y brutal urbe (Resistencia, 2013). Actualmente combina su escritura con la coordinación de actividades culturales y redes sociodigitales del Fondo de Cultura Económica. @jlenciso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s