Relecturas de Capote


I
Una de mis aficiones morbosas al leer es detenerme en las descripciones de personajes —sea en relatos periodísticos o literarios—. En el ya clásico Música para camaleones, de Truman Capote, encuentro varias delicias. En el texto “Mojave”, George Schmidt, viejo, gordo, ciego y alemán, se autodibuja al describir a la mujer que lo abandonó en el desierto, la cual se convierte en todas las mujeres cuando él lanza estas joyitas:
a) Las mujeres son como las moscas: se posan en azúcar o en mierda.
b) Hay dos cosas que me dan verdadero miedo: las serpientes y las mujeres. Tienen muchas cosas en común. Una de ellas es: lo último que se les muere es la parte de abajo.
c) (Y refiriéndose a la mujer que lo dejó a su suerte en la hostilidad desértica de Mojave, que puede apreciarse en la foto de al lado, dice:) Se ha plantado en la mierda: que se quede ahí. Ivory es la que está perdida. Además, la amo. Una mujer puede hacer cosas así, y uno la sigue queriendo.

Palabras más, palabras menos —lo leí en una traducción de Anagrama—, la última de las observaciones de Schmidt lo pinta, en el plano emocional, como uno de aquellos que gozarían/sufrirían la lírica de José Alfredo Jiménez. Las otras dos recuerdan un poco a Schopenhauer. El personaje es redondo.

II
Yo soy uno más de los que, sin haberlo confesado antes, vive enamorado y buscando a Holly Golightly, la chica de Desayuno en Tiffany’s.
Sigo pensando que la descripción física de un personaje queda supeditada a su ámbito de carácter. Por eso, sin poner muchos requisitos físicos, a miss Holly Golightly, la fugitiva, he querido encontrarla en vecinas, amigas, compañeras, conocidas y hasta en otras novelas, pero sólo he conseguido hacerlo en pedacitos. Alguna tiene su desparpajo o su viveza; otra su falsa modorra o su torpeza grácil—y aquí no hablo de un contrasentido sino de un portento—. No me doy por vencido. Pero a veces he llegado a pensar que tal vez lo valioso de todo esto sea la búsqueda, no el encuentro.
Con la primera personificación de miss Holly Golightly, Audrey Hepburn, quedé un tanto decepcionado, como creo que les sucedió a muchos. Enfundada en Givenchy frente a Tiffanys

Hepburn se ve hermosa, sin duda, sofisticada sí, pero artificial, sin la frescura bobalicona de la Golightly del libro. Creo que esa imagen se acerca más a Paris Hilton que a la protagonista de la novela de Capote. No. Yo prefiero pensar en una Holly Golightly distinta, menos comprometida con la sofisticación y más como en esta imagen aparece Sophie Auster:

-JLE

Anuncios

Autor: bitacoradenaufragios

José Luis Enciso (México DF, 1976). Escritor y promotor cultural. Es autor de Los condenaditos (Pre-textos, 2005), Premio Internacional de Cuentos Max Aub, y El amor antes y después del final del mundo (IMC, 2014). También ha obtenido el Premio Internacional de Cuento Ciudad de Zaragoza (2012) y ha sido incluido en antologías en Argentina, España y México, como Bella y brutal urbe (Resistencia, 2013). Actualmente combina su escritura con la coordinación de actividades culturales y redes sociodigitales del Fondo de Cultura Económica. @jlenciso

Un comentario en “Relecturas de Capote”

  1. Estimado maestro Enciso:
    Hace poco hice una relectura de Desayuno en Tiffany’s y debo decir que, en realidad, no es de mis lecturas favoritas.
    Mucho se ha hablado de la trascendencia de la psicología de miss Holly, incluso tú hablas animosamente acerca de su frescura, característica que de ninguna manera me atrevería a rebatir; sin embargo, desde mi desubicado e inexperto punto de vista, no ha sido el mejor personaje o la mejor novela de Capote, sin duda prefiero Música para camaleones y la sensación de abandono emanada de ella o la clásica y trillada (por lo multicitada) A sangre fría que para mí se ha convertido en una suerte de escuela.
    Como sea, me encantó tu texto, siempre es agradable encontrar a alguien tan entendido que se ocupe de hablar sobre sus lecturas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s