Presencia de los carteles


Los carteles en las calles de las ciudades resultan costras, legañas, vestigios de arañazos fieros o signos similares de vida del humor matinal, de todo aquello que incluso los afeites nocturnos no alcanzan a disimular bien. Son lo más inútilmente útil cuando uno se pierde en las ciudades, pues ayudan al descaminado a no sentirse como tal, del todo, sino a encontrar una especie de texturas familiares aun cuando sean desconocidas. Son, sin duda, lo más parecido a una bendición materna y esto los viajeros lo comprenden bien.

Esta foto fue tomada el 25 de marzo de 2006, a las 14:17 horas en un muro de madera en el barrio judío de Cracovia, Polonia. Calle Warszauera.

JLE (Fotos, Flickr de Javi Valdés y de Fer)
Anuncios

Autor: bitacoradenaufragios

José Luis Enciso (México DF, 1976). Escritor y promotor cultural. Es autor de Los condenaditos (Pre-textos, 2005), Premio Internacional de Cuentos Max Aub, y El amor antes y después del final del mundo (IMC, 2014). También ha obtenido el Premio Internacional de Cuento Ciudad de Zaragoza (2012) y ha sido incluido en antologías en Argentina, España y México, como Bella y brutal urbe (Resistencia, 2013). Actualmente combina su escritura con la coordinación de actividades culturales y redes sociodigitales del Fondo de Cultura Económica. @jlenciso

2 comentarios en “Presencia de los carteles”

  1. M puse a leer esto prk pense k era algo del narco, luego vi que no y creo k fue una buena sorpresa
    Nunca me habia puesto a ver los carteles desde esta manera t’ch

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s