Indiferencia


—Antes de que me mate respóndame algo —pidió Rabela—: ¿Cómo consiguió llegar hasta aquí sin ser vista por los perros guardianes del patio trasero? Seguramente se coló por alguna grieta del muro que colinda con el baldío de la vanidad, ¿no es cierto? No le importó arrastrarse entre los contenedores de basura que almacenan las esperanzas perdidas de este cochino vecindario; así pudo llegar hasta acá, ¿no es verdad? Vamos, diga algo siquiera…
Pero la Indiferencia no dijo nada, como si no fuera capaz de oír las preguntas de la angustiada mujer. Pasó serena, como sorda, como ciega, como muda; mientras, a su espalda, caía el cuerpo de Rabela, ignorada, sin vida.
—JLE
*La foto, “Indiferencia”, me hizo recordar este texto, escrito por mí hace ya algunos años. La placa fue tomada por Marta Arribas (Alcobendas, Madrid). Con ella obtuvo el 2do premio del concurso fotográfico Caminos de hierro.

Anuncios

Autor: bitacoradenaufragios

José Luis Enciso (México DF, 1976). Escritor y promotor cultural. Es autor de Los condenaditos (Pre-textos, 2005), Premio Internacional de Cuentos Max Aub, y El amor antes y después del final del mundo (IMC, 2014). También ha obtenido el Premio Internacional de Cuento Ciudad de Zaragoza (2012) y ha sido incluido en antologías en Argentina, España y México, como Bella y brutal urbe (Resistencia, 2013). Actualmente combina su escritura con la coordinación de actividades culturales y redes sociodigitales del Fondo de Cultura Económica. @jlenciso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s