Obama: el desencanto como destino


shepard-fairey

Ni agorero ni pretencioso: el título de este post es, simultáneamente, una hipótesis que se parece demasiado a una perogrullada. Tanto como decir que el pasado es el futuro del presente, o algo por el estilo. Es una consecuencia prevista y sería una vivencia futura si el tiempo no conociera —y respetara— los convencionalismos.
Barack Obama asume hoy la presidencia de Estados Unidos a la manera de quien despierta de un plácido sueño colectivo para enfrentar una realidad que, seguramente, provocará en más de uno el anhelo de continuar soñando.
Dada la euforia que esta ascensión ha provocado en algunos sectores, y vistas las expectativas que de ahí brotaron, los yerros lógicos, los obstáculos infranqueables y las inercias en el camino del nuevo presidente gringo cobrarán relevancia, la misma que adquieren los antagonistas al enfrentarse a los héroes en esas obras en las que los buenos se vuelven mártires o villanos. Para ser lo primero hay que renunciar a la vida —la vida política, puede ser—, y en cuanto a lo segundo basta con nadar de a muertito. El desencanto para los seguidores llega igual, por cualquiera de las dos vías.
Difícilmente el héroe se conserva íntegro para volverse mito y Obama, por todo lo que le rodea, está impedido de conseguirlo. Pensar lo contrario es antinatural. Para lograrlo tendría que hacer realidad en su persona la conocida figura de los cisnes que cruzan el pantano sin manchar el plumaje y eso, más que imposible, es una cursilería.
Queda entonces un refugio: la esperanza. Obama ha explotado bien el recurso. Ya es presidente. Otros lo han hecho. Vicente Fox lo consiguió en México: buen candidato y no tan buen presidente. Luego fue declarado cuasi muertomental.
En el caso de Estados Unidos hoy se inicia un camino en terreno pendiente que difícilmente hallará el mismo nivel en el que se encuentra ahora. La lista de argumentos es amplia. Muchos analistas la han desgranado ya. Por eso me he cuidado de exponerlos una vez más en este espacio. Vamos, todos los conocemos y los intuimos. Quise entonces rematar esta entrada con la opinión más concisa que me he encontrado al respecto. Es una excelente síntesis. Curiosamente no se trata de un análisis detallado, sino de una buena —a mi juicio— viñeta. Se publicó ayer lunes 19 de enero en El País. Es de El Roto:

el-roto1

Y para que no se diga que estoy lejos del ánimo que celebra la esperanza, valga esta rola como saludo a la nueva época. Es de DuBose, Dorothy Heyward e Ira Gershwin (compuesta para la ópera Porgy and Bess), en una versión en vivo de Ella Fitzgerald. Se llama Summertime (y se escucha haciendo click en el iconito del play).

 

Summertime
And the livin’ is easy
Fish are jumpin’
And the cotton is high
Oh your daddy’s rich
And your mamma is good lookin’
So hush little baby
Don’t you cry
One of these mornings
You’re goin’ to rise up singin’
Then you’ll spread your wings
And you’ll take the sky
But till’ that mornin’
There’s a nothin’ can harm you
With daddy and mammy
Standin’ by

—JLE

Anuncios

Autor: bitacoradenaufragios

José Luis Enciso (México DF, 1976). Escritor y promotor cultural. Es autor de Los condenaditos (Pre-textos, 2005), Premio Internacional de Cuentos Max Aub, y El amor antes y después del final del mundo (IMC, 2014). También ha obtenido el Premio Internacional de Cuento Ciudad de Zaragoza (2012) y ha sido incluido en antologías en Argentina, España y México, como Bella y brutal urbe (Resistencia, 2013). Actualmente combina su escritura con la coordinación de actividades culturales y redes sociodigitales del Fondo de Cultura Económica. @jlenciso

1 comentario en “Obama: el desencanto como destino”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s