Judas fue el crucificado, no Jesucristo


judaschrist

Las representaciones de la Semana Santa en México siempre han llamado mi atención, por muchas razones. La principal es ese afán de conmemorar una creencia común tan incuestionable como, en muchas ocasiones, heterodoxa. Esto destaca cuando ocurren escenas inimaginables, como la que aquí refiero.

Si el hecho hubiese ocurrido antes de 1944, podría especular que pudo servir a Borges como vuelta de tuerca argumental para Tres versiones de Judas, una de sus ficciones más célebres. Sabemos que la tesis magistral de ese ejercicio borgiano puede resumirse, no sin graves pérdidas, de la siguiente forma: “Dios totalmente se hizo hombre hasta la infamia, hombre hasta la reprobación y el abismo. Para salvarnos, pudo elegir cualquiera de los destinos que traman la perpleja red de la historia; pudo ser Alejandro o Pitágoras o Rurik o Jesús; eligió un ínfimo destino: fue Judas”. Dicho así, con la frialdad del aguafiestas que revela un secreto familiar -o del impertinente que se adelanta a contar el final de una historia-, suena parco, incoherente o falto de valor literario. Como no es mi intención hablar de ese relato, sino citarlo con el fin de apoyar lo que aquí escribo, recomiendo leer el cuento completo pinchando aquí a quien quiera conocerlo o releerlo. Es brutal, en el mejor de los sentidos.

Sesenta y cinco años después de la primera edición de ese argumento, en México ocurrió algo que bien podría pasar por una variación del texto de Borges, un hipérbaton del que posiblemente echó mano el azar para justificar una sequía de imaginación o algo por el estilo.

La explicación ha de hallarse en la nota que aquí pego, publicada por Grupo Reforma (la imagen pertenece al mismo medio y en ella se ve al Judascristo), este Sábado de Gloria:

Se accidenta Jesús; crucifican ¡a Judas!
Por Tania Hernández
Metepec, Estado de México (11 abril 2009).- Un golpe en la cabeza impidió que Jesús fuera crucificado ayer; en su lugar fue Judas quien terminó en la cruz.
Braulio Serrano, quien desde octubre se preparó para el papel de Cristo en el Viacrucis, no pudo participar en la representación debido a que la noche del jueves, cuando actuaban las Tres Negaciones de Pedro, uno de los soldados lo empujó, perdió el equilibrio y cayó al suelo golpeándose la cabeza.
Por ello fue llevado al médico, quien determinó que debía quedarse hospitalizado.
Ayer a las 11:00 horas Braulio salió del Centro Médico, pero para ese momento Héctor Jaime Reyes, quien estelarizó a Judas, ya había tomado su lugar.
“Me despertaron como a las 8 de la mañana y me dicen: ¿sabes qué?, el chico que iba a representar a Jesús está en el hospital, necesitamos ver si lo puedes hacer tú.
“Dios nos pone en su camino y sus designios y sus caminos son muy extraños más hay que aceptarlos como tal”, contó Reyes.
Después de haber pasado el día más pesado para su papel, el jueves santo, por los azotes que recibió en la espalda, tuvo que cargar una cruz de 115 kilos para la cual no estaba preparado, pero que logró subir hasta el Cerro del Calvario donde lo clavaron.
“(Siento) emoción, cansancio, alegría… es algo inexplicable, no me lo esperaba y de un momento a otro los azotes y la cruz pasan a segundo término, el simple hecho de ponerte un vestuario y de vivir no sé en qué porcentaje, pero un uno por ciento de lo que vivió Nuestro Señor Jesucristo no se compara nunca”, señaló con lágrimas en los ojos.

Vía: Reforma.com (reportera: Tania Hernández; fotógrafo: Alejandro Pastrana). D.R. de la nota y la foto: CICSA 2000-2009 

Anuncios

Autor: bitacoradenaufragios

José Luis Enciso (México DF, 1976). Escritor y promotor cultural. Es autor de Los condenaditos (Pre-textos, 2005), Premio Internacional de Cuentos Max Aub, y El amor antes y después del final del mundo (IMC, 2014). También ha obtenido el Premio Internacional de Cuento Ciudad de Zaragoza (2012) y ha sido incluido en antologías en Argentina, España y México, como Bella y brutal urbe (Resistencia, 2013). Actualmente combina su escritura con la coordinación de actividades culturales y redes sociodigitales del Fondo de Cultura Económica. @jlenciso

Un comentario en “Judas fue el crucificado, no Jesucristo”

  1. Curiosa anécdota. Sin embargo, lo gracioso e irónico de todo esto, tanto como la controversia q ronda la legitimidad del evangelio de dicho apóstol, concuerda con pasajes del corán donde es sabido q Judas es quien termina en la cruz, en lugar de Issa(Jesús).
    Asi como la mención de la participación del mismo como plan divino(“adversus haereses” y “judas iscariote, el calumniado”).
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s