La mala salud habitual de la poesía, según Luis Alberto de Cuenca


En noviembre de 2011 uno de mis poetas favoritos, Luis Alberto de Cuenca, participó en una sesión de las Veladas Poéticas de Caja Segovia. Ahí soltó esta joyita, entre hipotética y teórica, acerca de la supuesta mala salud de la poesía, de su poco público, en fin. No pude resistirme a compartir esta visión por acá:

«Corren los mismos tiempos de siempre para la poesía. Los tiempos para la lírica no cambian. Es una quimera pensar que la poesía puede llegar a competir con la novela, por ejemplo, en número de lectores. Sin embargo, cuando pensamos en una nación, pensamos en un poeta. Si pensamos en Italia, pensamos en Danto; si pensamos en España, en Quevedo, en Góngora, en Federico… El logotipo de las naciones son los poetas. No debemos preocuparnos. La poesía siempre goza de una excelente mala salud de hierro».

La nota completa en El norte de Castilla

La imagen es de José del Río Mons.

Anuncios

Autor: bitacoradenaufragios

José Luis Enciso (México DF, 1976). Escritor y promotor cultural. Es autor de Los condenaditos (Pre-textos, 2005), Premio Internacional de Cuentos Max Aub, y El amor antes y después del final del mundo (IMC, 2014). También ha obtenido el Premio Internacional de Cuento Ciudad de Zaragoza (2012) y ha sido incluido en antologías en Argentina, España y México, como Bella y brutal urbe (Resistencia, 2013). Actualmente combina su escritura con la coordinación de actividades culturales y redes sociodigitales del Fondo de Cultura Económica. @jlenciso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s