Huellas lectoras en FIL Minería 2016


Jose Luis Enciso FIL Mineria Huellas Lectoras

Siempre es toda una experiencia hablar acerca de la lectura y compartir asombros con quienes asisten a las ferias del libro. En la edición XXVII de la FIL Minería tuve el gusto de hacerlo, invitado por dicha Feria así como por la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México.

Comparto aquí el boletín de ese encuentro el cual no sé si a los asistentes les haya resultado tan revelador como a mí, gracias a la estupenda entrevista que me hizo Raquel Portillo (enlace a la fuente)

Inició el ciclo “Huellas lectoras” con la presencia del escritor y promotor cultural José Luis Enciso

  • Feb 24, 2016
 José Luis Enciso Martínez es narrador y promotor de la cultura, especialmente de la lectura. Actualmente es jefe de Actividades Culturales y Comunicación Digital del Fondo de Cultura Económica (FCE), además de llevar un blog llamado “Bitácora de naufragios”. Como parte de las actividades del Programa Libro Club CDMX de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, el escritor se presentó en la XXXVII Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería (FILPM), donde, junto a la moderadora Raquel Portillo Casarreal, habló sobre su trayectoria como lector.

Enciso Martínez relató sus primeras experiencias lectoras, que ocurrieron cuando pudo juntar dos palabras para darles un significado y se dio cuenta de que más palabras juntas contaban una historia. A ese “acto de magia”, como lo llamó, lo relaciona desde entonces con la actividad de leer.

En su casa no había muchos libros y describió que tuvo una infancia solitaria; su mamá—quizá como un acto de compensación, apuntó— le compró algunos. A los siete años le dio un ejemplar enorme de Don Quijote de la Mancha, que lo asustó un poco por su tamaño y la cantidad de palabras contenidas. Para los 15 años, ya leía ávidamente cosas como El retrato de Dorian Gray, de Wilde. Actualmente sus escritores favoritos son, en su mayoría, latinoamericanos, como Borges y Cortázar. Pero su “libro de cabecera” es Memorias de Adriano, de Marguerite Yourcenar. En segundo lugar, está La invención de Morel, que utiliza más para la bibliomancia: “es una especie de oráculo, a veces le hago preguntas al libro y elijo una página y un párrafo al azar”; con esta técnica —que recomendó no hacer— ha encontrado respuestas a sucesos de su vida.

Mientras estudiaba Periodismo y Comunicación Colectiva, se interesó en la escritura y empezó a hacer reseñas literarias que se publicaron en diarios como Milenio, El Universal y el suplemento “Posdata”, del desaparecido diarioEl independiente.

Curiosamente, ha ganado premios literarios españoles, como el Max Aub (Valencia, 2005), Narrativa Breve Canal Literatura (Murcia, 2009) y Ciudad de Zaragoza (2012); pero nunca un premio nacional. Decidió meter una obra al Max Aub cuando tenía 28 años. “Cuando uno no ha publicado se siente más osado para hacer cosas”, afirmó. Su amigo Luis Felipe Lomelí había ganado el Concurso Latinoamericano de Cuento Edmundo Valadez, y eso lo impulsó a enviar su texto Los condenaditos —publicado después en la Editorial española Pre-Textos— al concurso Max Aub. “Éramos dos jóvenes escritores que querían comerse el mundo”, explicó, refiriéndose a Lomelí y él.

Para el escritor, el proceso o experiencia de la lectura no termina cuando se cierra la cubierta del libro o se termina un texto: continúa cuando se escribe y finaliza en la promoción cultural.

“La mejor forma de promover la lectura es el chisme”, expresó, citando al escritor y ensayista Alberto Manguel. Y fue la necesidad del chisme la que lo movió a convertirse en promotor cultural, “como cuando lees y algo te asombra y quieres compartirlo con alguien”.

Su labor en el FCE consiste en dirigir un equipo de promoción cultural física —como presentaciones de libro y charlas— y digital, en donde buscan atrapar “nuevos públicos en nuevos soportes”. Aclaró que las plataformas van más allá de Facebook y Twitter: uno de sus proyectos más recientes fue crear perfiles falsos en la red social Tinder de los personajes de la novela Noticias del Imperio, de Fernando del Paso. También organizó un concurso internacional de booktubers para la celebración de los 25 años de la colección “A la orilla del viento” en el cual participaron niños de 9 a 15 años de México, Argentina y otros países.

José Luis Enciso se siente “muy afortunado de hacer lo que le gusta”. Piensa que en cuanto al fomento de la lectura “siempre hay que implementar otros mecanismos” como las redes sociodigitales. Aconsejó al público, conformado en su mayoría por jóvenes, a estar atentos a las ofertas culturales que se les presenten, no sólo de lectura, sino de música y otras expresiones. “No dejen que les impongan lecturas. A veces nos vemos obligados a leer un libro para la escuela. Pero que eso no los espante. Leer no te hará feliz, pero va a hacer preguntarte más cosas, impulsar y potenciar tu forma de ser”, concluyó.

D.J.S.I.

Jose Luis Enciso Fil Mineria 2016

Juan Rulfo, el arte de narrar


Este es el título que la editorial RM (de estupendo catálogo) ha elegido para dar a conocer un nuevo libro acerca de la obra de este autor jalisciense (recordemos que en 2010 publicó una destacable edición de fotografías del autor de Pedro Páramo llamada 100 fotografías de Juan Rulfo).

La autora, Françoise Perus, ha pasado buena parte de su vida investigando la obra de este escritor y en esta compilación nos ofrece un panorama específico de algunos de los textos emblemáticos de Rulfo.

El cometido de esta publicación, nos dicen los editores, “es una invitación a releer los textos de Rulfo con ojos nuevos. Su contenido retrata dimensiones de la obra de Rulfo hasta ahora muy poco exploradas, por lo que contribuye a abrir nuevas perspectivas de investigación historiográfica y crítica respecto de la obra del jalisciense y de la narrativa mexicana y latinoamericana”.

“La publicación fue realizada en coedición con la Dirección de Literatura (UNAM), el Centro de Investigación sobre América Latina y el Caribe (UNAM), La Universidad Autónoma de Guerrero, la Universidad Nacional de Colombia (Facultad de Ciencias Humanas, sede Bogotá) y la Fundación Juan Rulfo.”

La autora:

Françoise Perus (Le Puy en Velay, Francia) es maestra en Letras Hispánicas por la Universidad Paul Valéry en Montpellier. Reside en América Latina (Ecuador, Chile, México) desde l963, es profesora e investigadora titular en la Universidad Nacional Autónoma de México desde 1973, y ha impartido clases como profesora invitada en diversas universidades de América Latina, Canadá y EE.UU. Pertenece al Sistema Nacional de Investigadores y a la Academia Mexicana de Ciencias. Ha sido merecedora del Premio Casa de las Américas (Cuba) en el género ensayo en dos ocasiones: con Literatura y sociedad en América Latina: el Modernismo (1976) y con Historia y crítica literaria. El realismo social y la crisis de la dominación oligárquica (1981). Ha colaborado con la colección Archivos de la UNESCO con ensayos sobre Al filo del agua de Agustín Yáñez y Canaima de Rómulo Gallegos. Es autora de El realismo social en perspectiva (1995) y de De selvas y selváticos. Ficción autobiográfica y poética narrativa en Jorge Isaacs y José Eustasio Rivera (1998). Sus investigaciones y sus numerosas publicaciones en volúmenes colectivos y revistas especializadas, nacionales e internacionales, se orientan hacia la teoría, la crítica y la historiografía literarias, y más específicamente hacia cuestiones de poética histórica. A este respecto, ha publicado dos antologías, Historia y literatura (1994) y La historia en la ficción y la ficción en la historia (1999), ambas destinadas a reabrir los debates en torno a la complejidad de las relaciones entre la literatura y la cultura.

Próximas publicaciones acerca de Juan Rulfo en RM:

Cartas a Clara (noviembre de 2012)

Dice Alberto Vital en el prólogo: “Los papeles de un gran escritor tienen, sí, carácter de documentos”. Para él, permiten responder a una pregunta: “¿cómo es que Rulfo escribió esas trescientas páginas que Gabriel García Márquez ha puesto a la altura de las de Sófocles, esto es, de uno de los hombres que contribuyeron a fundar la civilización?”.

En enero de 1945 Rulfo escribe: “No sé lo que está pasando dentro de mí; pero a cada momento siento que hay algo grande y noble por lo que se puede luchar y vivir. Ese algo grande, para mí, lo eres tú. … Estuve leyendo hace rato a un tipo que se llama Walt Whitman y encontré una cosa que dice:

            El que camina un minuto sin amor,

            Camina amortajado hacia su propio funeral.

Y esto me hizo recordar que yo siempre anduve paseando mi amor por todas partes, hasta que te encontré a ti y te lo di enteramente”.

Gracias a Mara Garbuno las facilidades en el acceso a esta información y al ejemplar que pronto aparecerá reseñado en Suplemento de libros.

Como plus, comparto una imagen del índice, a fin de dar una idea del contenido (el libro es muy recomendable). Click sobre la imagen para ampliarla:

La mejor comida callejera en el mundo


Soy un glotón y como tal me encanta andar husmeando en libros de cocina. Así, me he topado con un título que se me antoja muchísimo: La mejor comida callejera; dónde encontrarla y cómo prepararla (Lonely planet). En Planetadelibros.com puede hallarse la siguiente información:

Sinopsis:
El corazón de la cultura y la gastronomía de un país se encuentra en sus calles, entre los vendedores de tacos y los puestos de fideos, el aroma a humo de leña y el bullicio de los transeúntes. Un libro con…
– 100 recetas auténticas con instrucciones claras y sencillas
– Glosario de ingredientes exóticos con alternativas fáciles de encontrar
– Información de cada plato: los mejores lugares donde encontrarlo durante el viaje
– Autores especializados de todo el mundo, con una introducción de Tom Parker Bowles

Ficha técnica
Fecha de publicación: 16/10/2012
224 páginas
Idioma: Español
ISBN: 978-84-08-01329-7
Código: 10009872
Formato: 18,4 x 24 cm.
Presentación: Rústica con solapas
Colección: Varios
Traductor: Traductores varios
Y, lo mejor: algunas recetas descargables:
“Arancino”, Sicilia, Italia
“Gordita”, México
“Pastel de Belém”, Lisboa, Portugal
“Takoyaki”, Osaka, Japón
Buen ejercicio editorial, mejor ejercicio para los dientes. Imágenes:

Publicarán en la web miles de páginas de Kafka


La web de la Biblioteca Nacional de Israel publicará miles de trabajos de Franz Kafka, luego de que un juez determinara que esta institución sería la custodia de una maleta que incluye tal legado. De acuerdo con el diario ABC, se trata de la maleta que el autor de La metamorfosis encargó, antes de morir, a su amigo Max Brod con la consigna de que prendiera fuego a su contenido. Después de desobedecer a Kafka, y de publicar grandes trabajos de este escritor, Brod legó a su secretaria la dichosa maleta, con el propósito de que la donara a una universidad o a una biblioteca de Tel Aviv, mas la herencia fue a parar a manos de las hijas de esa mujer.

Tras varios litigios, por fin la maleta y su contenido podrán darse a conocer en la web de la Biblioteca Nacional de Israel.  Esperamos que, por el bien de quienes sólo leemos alfabeto latino -e incluso alifato-, sean traducidos a grafías no hebreas.

Nota completa en ABC

Formas de volver a casa, novela de Alejandro Zambra


De entre las novelas publicadas en 2011 ha llamado mi atención Formas de volver a casa, de Alejandro Zambra, editada por Anagrama. Se trata de la tercera obra narrativa de este autor chileno y, como en experiencias anteriores, reafirma una propuesta basada en la brevedad y la concisión. Comparto un comentario que he hecho acerca de este libro para el blog librosampleados:

Formas de volver a casa, de Alejandro Zambra

Por José Luis Enciso

Las novelas que mejor se leen suelen ser aquellas cuya sencillez aparente oculta su complejidad real. Formas de volver a casa (Anagrama, 2011) de Alejandro Zambra es de esas. El narrador hace un recorrido por su infancia con ojos adultos. Así inicia su historia, del pasado al presente, del recuerdo a la vida actual.

La obra pasa revista a los escenarios que un treintañero de hoy puede recordar del Chile de los años 80, con Pinochet a la cabeza del gobierno, el temor a las desapariciones, la gente que se ocultaba. Pero tiene un agregado: contada en 2006, la vuelta al barrio está cargada de remembranza, sí, pero también de una sutil confrontación donde mucho de lo que fueron y son los padres del protagonista se torna cuestionamiento.

El chico que fue quien narra nunca vio a sus viejos con esa imagen de gigantes invencibles que la retórica popular imputa, con candor, a los progenitores. Por el contrario, sintió que los suyos se extraviaron en algún momento, aun cuando haya estado junto a ellos hasta los 20 años. En ese hecho se cuela una violencia distinta a la que otras revisiones de la época de la dictadura exaltan: las torturas, los asesinatos. “No puedo evitar preguntarle a mi padre si en esos años era pinochetista”, expresa el personaje central. Así, la violencia descarnada cede su sitio a otra, más encubierta e igualmente brutal. Un par de chicos se enfrentan a ella sin saber exactamente que lo es. Los pequeños se darán cuenta de ello años después, descifrarán algunos significados al revisar la suerte de su respectiva familia a partir de aquella época [seguir leyendo]

Kurt Cobain vive en el infierno


A propósito de la próxima presentación de Nos veremos en el infierno, Kurt Cobain, novela escrita por Rubén Don y editada por Tierra Adentro este 2011, comparto una reseña de esta obra; ha sido posteada en Librosampleados. Aprovecho para invitar al evento. Es el próximo viernes 28 de octubre, a las 19:00 horas, en Noctámbulos, espacio de encuentro cultural del Centro Cultural Bella Época. En ese recinto del Fondo de Cultura Económica tendré el gusto de recibir como compañeros de tertulia a los escritores Isaí Moreno, Jade Castellanos, Mauricio Salvador y, por supuesto, al autor del libro, Rubén Don. Además, Iván Arizmendi hará una lectura dramatizada. La dirección es: Tamaulipas 202, esquina con Benjamín Hill, en la colonia Hipódromo Condesa, en México, DF. Habrá tequila al finalizar la sesión, cual debe. Están cordialmente invitados.

Ah, sí. Acá la reseña:

El título de este libro puede atraer lo mismo a un nostálgico cuarentón que a algún jovenzuelo buscador de ecos desmadrosos y atormentados propios del mundo adolescente; ambos, visitantes de ese mundo grungero que en su origen se colgó el sambenito de underground o “contracultural” —como solían llamar en otros tiempos a lo que excedía los decibeles tolerados por las buenas conciencias—, aun estando metido hasta el cuello en la industria productora de billetes.
He sido testigo de cómo tanto los melancólicos y los púberes se acercan a los estantes donde se exhibe Nos veremos en el infierno, Kurt Cobain y algunos, sin más, se lo llevan convencidos de que su la irreverencia todavía es posible. Bien por los editores, pues antes, en sus días de archivo Word, esta novela se llamaba Rabia. Sí, como la de Jordi Sierra i Fabra —otra historia de adolescentes— y como la de Sergio Bizzio, e incluso igual que el best seller de Stephen King. Continuar leyendo en Librosampleados

—José Luis Enciso

El Día del Libro regalarán obra de José Emilio Pacheco


En México, cada 12 de noviembre se celebra el Día Nacional del Libro. En esa fecha los libreros y editores mexicanos obsequian un ejemplar a sus clientes. La costumbre se inició por decreto presidencial en 1980, durante el gobierno de José López Portillo. Se eligió ese día por ser el del natalicio de Sor Juana Inés de la Cruz, posiblemente uno de los nombres que más sinonimia hallen con el fervor por los libros y el saber. El primer título que se editó para este fin fue Sor Juana Inés de la Cruz. Obras escogidas.

Este 2011, el título que se regalará en algunas librerías —entre ellas las del Fondo de Cultura Económica— es un poemario de José Emilio Pacheco llamado Los días que no se nombran. Selección de poemas 1985 / 2009. Incluye las colecciones “El silencio de la Luna” (1985-1996), “La arena errante” (1992-1998), “Siglo pasado. (Desenlace)” (1999-2000), “La edad de las tinieblas” (2002-2009) y “Como la lluvia” (2001-2008). El prólogo es de Vicente Quirarte y la portada de Vicente Rojo Cama (los derechos de la reproducción pertenecen a Editorial Era).

De este volumen, que podrá obtenerse gratuitamente el próximo sábado 12 de noviembre, he extraído un poema de la primera colección en él compilada. Es, en muchos sentidos, una diatriba amorosa a un vegetal que hallo muy similar a México: 

El cardo*

El cardo es pura hostilidad.

Inmóvil escorpión, acecha y sabe

que alguien irá a clavarse en sus púas.

Planeta de odio, error de la tierra.

El cardo sólo sirve para herir,

sólo tiene lenguas

para la injuria.

Quiere vengarse de ser cardo.

Es la ofensa de todo,

el erizo que se difunde

para clavar su pica de rabia.

Y al cumplir su función de morirse.

 

*Aparecido originalmente en “El silencio de la Luna” (1985 1996)

—José Luis Enciso