¿WhatsApp con las redes sociales?


Este es el nombre de la mesa redonda que, a manera de Tuitertulia, se llevará a cabo en la Universidad de la Comunicación el próximo 24 de marzo, como parte de las actividades de la segunda Feria del Libro de esta institución, en esta ocasión titulada: ¿WhatsApp con las relaciones humanas?

 Los temas:

Algunas de las interrogantes sobre las que se desarrollará la charla son: ¿Qué mecanismos de interacción social en Internet, más allá de Twitter y Facebook, estamos empleando quienes nos dedicamos a la comunicación? ¿Cuál es el justo valor social de estas comunidades virtuales? ¿Cómo adaptamos nuestro trabajo con el lenguaje, tanto usuarios habituales como gente que trabaja con el idioma, al mediar y “editar” la parte de nuestra realidad que pretendemos comunicar? ¿Cuál es el principal aprendizaje del uso de las redes sociales?

El formato:

La Tuitertulia, o diálogo mediado en Twitter, se ha elegido con el fin de que mediante la etiqueta #TuitertuliaUC podamos seguir el encuentro aun cuando no sea de modo presencial.

Los participantes presenciales son:

Fernando Molina López. Comunicólogo, investigador y antropólogo social con diplomados en Análisis de la cultura y Tecnologías de Información y Comunicación en Educación y con el grado de maestría en Ciencias de la Comunicación. En la UC imparte la materia Política y Comunicación Estratégica de la maestría en Comunicación.

Enrique G. Gallegos. Es doctor en procesos políticos por la Universidad Autónoma Metropolitana y maestro en filosofía por la U. de G. Actualmente es profesor-investigador de tiempo completo en la UAM-C y miembro del Sistema Nacional de Investigadores. Es miembro latinoamericano de la Red Mundial de Biopolítica.

Renato Guillén (@tattoo_hunter). Estudia Historia y Letras Hispánicas en la Facultad de Filosofía y Letras de laUNAM. Becario del Programa de Jóvenes Creadores del Fonca en cuento con su proyecto Nanoficción. Autor de los libros de cuentos Diálogos con la ponzoña y Cuentos Asesinos. Sus narraciones están incluidas en la antología de cuento vampírico Vamp Fest y en el volumen dos de Bukowksi.

Nahum Torres (@nahjum). Periodista cultural freelance. Fundo y dirigió Zonat.TV, primer sitio electrónico de periodismo cultural (2001-2007). Fue coordinador de Fomento a la lectura en el municipio Ecatepec (2007-2009). Actualmente es coordinador de Librosampleados.

Yo tendré la oportunidad y el gusto de moderar esta mesa, por lo que los invito a que, si radican en México DF, nos acompañen el sábado 24 de marzo, a las 11:00 horas, en Zacatecas 120, col. Roma (en el Foro Roma de la UC) o, de modo virtual, con la etiqueta #TuitertuliaUC:

PROGRAMA COMPLETO DE ACTIVIDADES

Aprovechen para visitar la Feria del libro, habrá varios stands tanto de títulos especializados en comunicación como literatura:

SOPA explicada claramente por Mafalda


Una explicación de Mafalda acerca de la polémica ley SOPA, impulsada por los Estados Unidos; pocas veces el afán de censura generó tanto revuelo en internet:

Orsai, de blog a bar: exitosa alternativa a la industria editorial


Orsai, argentinismo de offside que significa “fuera de juego” en el futbol, es un concepto que Hernán Casciari ha venido construyendo por más de una década con la venia de muchos internautas. Según cuenta, al sentirse “fuera de lugar”, solo, en un país distinto al suyo, este originario de Mercedes comenzó a escribir un blog, Orsai, que con el tiempo ha ido aglutinando a toda una comunidad hasta convertirse en una alternativa al negocio editorial tradicional, ese en el que sólo unos pocos empresarios disfrazados de editores ganan.

Orsay, el concepto, se vende hoy con la leyenda: “Revistas, libros, bares”. ¡Vaya diversificación! Leído así parece un negocio más de algún ideático magnate, pero, en realidad, el periplo de  Casciari, aun con el halo de romanticismo que envuelve su gesta, aporta un nuevo y alternativo modelo de promoción cultural ante el morro y la voracidad de ciertos sectores del mercado del libro.

Comparto este relato que el mismo Casciari se encargó de ofrecer en TEDxRíodelaPlata 2011, encuentro ocurrido en noviembre pasado. Las ideas expuestas no son nada desdeñables:

[youtube http://youtu.be/_VEYn3bXz34]

Steve Jobs: entre icono pop y Gutenberg contemporáneo


Las múltiples manifestaciones de pesar en internet por la muerte de Steve Jobs —el anuncio del deceso generó 10 mil tuits por segundo— evidencian la calidad de icono pop de este hombre que, ante todo, era un comercializador, aun cuando en estos momentos se prefiera adjetivarle como “genio”, “gran hombre”, “revolucionario”, “visionario”.

Habrá quien acepte sin chistar que Jobs puede ser equiparado con Johan Gutenberg, que las innovaciones tecnológicas por él propiciadas serán vistas en el futuro como las dadas a conocer en aquella feria de Frankfurt —en la década de 1440— en la que una base tecnológica similar a la usada para hacer vino ayudaría a producir en serie uno de los objetos más subversivos de la historia: los libros.

Pero la base tecnológica de Jobs, innovadora, ciertamente, ha surgido en un tiempo a cuya aceleración contribuye: el tiempo de la inmediatez y el culto por la novedad. El modelo de ipod —la marca es tan fuerte que no faltará quien halle un error en la forma en que escribo ipod  o iphone— de  ayer, hoy no sólo es obsoleto, sino anticuado e indeseable. El reto es que una base similar —por fortuna, igualmente subversiva— contribuya a preservar el mito. La base, sin duda, permanecerá. Por ello, quienes dominan las redes sociales, los gadgeteros en primer lugar, han encumbrado a Jobs como su gurú. Recordemos que hoy la historia se genera  ahí, donde está el diálogo. Pero los temas duran poco. Acaso regresen. Veremos cuánto duran los cultos.

Las oraciones y las imágenes de luces votivas —diseñadas desde una Mac—, los besos por “facilitar la vida” que algunos lanzan desde el más acá al espíritu de Jobs —que, por cierto, ya tiene cuenta en Twitter y me “sigue”: @almadeSteveJob; comenzó a hacerlo apenas se había anunciado el deceso del fundador de Apple— son lamentaciones de otros a quienes, sienten, les ha complicado la existencia. Las innovaciones ideadas por la compañía de Jobs, cobradas a un precio considerable, se han dado en una base social que tiene grandes disparidades, igual que en el siglo XV: entonces, unos cuantos tenían acceso a la lectura, mediada, en gran medida, por los máximos poderes, en especial por la Iglesia. Ahora ese poder se ejerce desde los bancos —y en esto recuerdo a Alberto Manguel— y el acceso sigue siendo el mismo: limitado.

Esta desigualdad, arrastrada desde siempre, nos recuerda que si bien el libro en serie contribuyó a la divulgación del conocimiento, su industrialización fue aprovechada por algunos y el analfabetismo se magnificó como problema y dinámica de subordinación; ingenuo es pensar que la producción y la compra de muchos libros mejoren las sociedades —ya los antiguos sabían que acumular conocimiento no era conocimiento en sí—; hoy, la generación de los gadgets de Jobs por sí no ayudarán a democratizar nada; la realfabetización que implica usarlos debe venir de una base social con mayores oportunidades de conseguirlo. Los gadgets “facilitan la vida” sólo al sector que tiene acceso a ellos, no al resto, que no siente estar mejor conectado ni mejor comunicado. Para esa realidad alterna (la twilight zone que existe fuera del mundo informatizado) hablar de Steve Jobs es tanto como hacerlo de cualquier desconocido, tal vez sólo visto en algunos medios de comunicación que decidieron priorizar la muerte de este hombre por encima de temas que afectan directamente la vida de sus comunidades. Jobs venderá hasta estando muerto.

Si hay un paradigma social al que Jobs contribuyó a acelerar y transformar fue a la urgencia como  forma de vida, su imagen de exitoso hombre de negocios vino a ocupar el lugar del hacedor de  milagros que se ha desdibujado en otros ámbitos. Decía ayer en Facebook: “Para muchos mexicanos, dimensionar en la realidad el trabajo gadgetero y comercial de Steve Jobs en este momento es peor que ofender a la Virgen de Guadalupe”. Lo sigo pensando. Mediático, orador eficaz, su discurso y su imagen son fuentes para un manual en la construcción de las nuevas superestrellas que ahora prefieren ser llamados “líderes”. Jobs es su modelo. Habrá que valorar el talento personal de quien lo emule.

*Imagen: Jonathan Mak

—José Luis Enciso

El Papa y las redes sociales


papa

En un intento por acercar al papa Benedicto XVI a los usuarios de las redes sociales, desde ayer es posible acceder al portal http://pope2you.net/. Esto, ante la realización de la 43 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, prevista para el próximo domingo.

Con versiones en español, inglés, alemán, italiano y francés, este portal ofrece aplicaciones para Facebook, YouTube y iPhone. Extraña que aún no considere a Twitter.

A ver qué tal sale el experimento. Acá el link: http://pope2you.net/

Comunicación y “periodismo ciudadano” en la era de Twitter


Esta entrada usurpa el título de un estupendo artículo de Juan Antonio Sacaluga, conocido redactor, productor y coordinador de programas informativos en España. Pero lo hace sólo con el fin de linquear el texto original. En él se exponen ideas con respecto al uso de Twitter en pro de la democratización y de su utilidad para los reporteros (ciudadanos y profesionales), así como la comparación entre el microblogging y Google y Facebook. Interesante artículo, chécalo aquí.

El destino de internet, desde México


Con no mucha difusión finalizó el 34 encuentro del ICANN (Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números) en México, DF. Esta organización se encarga de regular los dominios genéricos o gTLD, es decir, las extensiones de internet como .com, .org, .net, entre otros, y forman parte del sistema de nombres de dominios.

De acuerdo con información de Notimex, en el evento surgieron propuestas como la adición de nuevas terminaciones genéricas o gTLDs. “Ahora se trata de abrir el espacio para aquellos interesados en promover una terminación sea .Paris o .Nueva York o el nombre de una categoría. Para todos ellos hay una opción”, señaló a la agencia Pablo Hinojosa, enlace regional del ICANN para América Latina. Explicó además que esto tiene otra variante, la que se conoce como IDN o Nombres de Dominios Internacionalizados, con lo que “se podrán añadir terminaciones con caracteres diferentes a los que estamos acostumbramos, como en árabe, chino, japonés”, entre otros. Asimismo, se podrían incluir caracteres como “;” o la diéresis, que en la actualidad no están contenidos en las direcciones que se utilizan.

Esta reunión contó con el apoyo de la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI), pero por desgracia ni en la página web de esta organización ni en la de la ICANN (en su versión en español y en su versión en inglés) hay -hasta el momento- información detallada acerca de las conclusiones.

Acá cuelgo una entrevista (vestigio único, gracias a Deyaniraicann) hecha a Ernesto Valdez, subdirector de la AMIPCI, en la que habla de lo tratado en este encuentro:

-JLE