¿Quién dijo que los alemanes no tienen sentido del humor?


Ramón Rodríguez ha publicado en la revista Unfollow un interesante artículo acerca de Simplicissimus, pulicación alemana basada en la sátira. Reproduzco un fragmento y enlazo a la publicación original:

LA MEJOR SÁTIRA DEL SIGLO XX MORDÍA EN ALEMÁN

Por Ramón Rodríguez

A veces pensamos, y a veces, con razón, que los alemanes no saben ser divertidos. Por cada Heine les salen mil como Hegel. Pero en pleno imperio alemán un grupo de ilustradores, periodistas y dramaturgos editó en Múnich un semanario con el que aún hoy es imposible aburrirse. Se reían de todo lo que había en su país con la humanidad y la finura que distingue a la verdadera mordacidad del moralismo. Hacían mofa de los pedantes y de los rancios; de los generales y de los obispos; de los poderosos, sobre todo, pero a veces de los miserables también, con unas lujosas ilustraciones de un encanto muy difícil de describir. Su frescura dejó una huella imborrable en quienes la leyeron y un siglo después de su época dorada se considera una de las mejores publicaciones de humor de cuantas ha habido. Se trata de la revista Simplicissimus, que divirtió a los alemanes en algunos de los momentos más negros de su historia.

Su aventura arrancó en abril de 1896. En aquel tiempo existían en Europa multitud de revistas satíricas, pero ninguna satisfacía los gustos de este grupo de intelectuales alemanes, que aspiraba a fundar un semanario libre y popular, de gran formato, que fuera un espejo de la sociedad de su tiempo y no un manojo de columnas afectadas. El nombre salió de una de esas pocas cosas graciosas que los alemanes nos han dado al resto del mundo: la novela picaresca “El aventurero Simplicíssimus“. Pretendían «despertar con palabras ardientes a una nación perezosa», como proclamaban sobre el plomo en su estreno, y declaraban orgullosos que sus cuatro enemigos eranla estupidez, la misantropía, la mojigatería y la intolerancia.

Pese a sus encendidas intenciones, al principio les salió bastante sosa y, además, la leyó poca gente: sacaron más de 300 000 ejemplares y solo consiguieron vender 10 000 del primer número. Eso no fue óbice para que la policía imperial les secuestrase el cuarto. Habían reimpreso unos poemas de un revolucionario del 48 y la censura fue implacable. Dos años más tarde salieron a los kioskos con una cándida portada en la que Federico Barbarroja se reía de haber hecho las Cruzadas para nada, porque al káiser Guillermo II le habían tomado el pelo los ingleses en Palestina. Evitaron por poco un juicio por alta traición, pero tanto el caricaturista (Thomas Theodor Heine, «dibujante en jefe» deSimplicissimus) como el autor de una poesía sobre el mismo tema en páginas interiores fueron a la cárcel. Y en 1906 lograron lo que parecía imposible: poner de acuerdo a protestantes y católicos, que encontraron blasfemo un artículo de opinión de su editor, Ludwig Thoma. Pasó seis meses entre rejas y le impusieron una altísima multa por un delito de «ofensa a las religiones». Así, «religiones», a las dos. Pero todos estos problemas con la justicia dieron a la revista una publicidad, literalmente, impagable y los lectores comenzaron a comprarla intrigados. Entonces en Simplicissimus adoptaron como mascota a un bulldogrojo y mordieron de verdad.

«Sí, niño, un día tú también te preguntarás de qué demonios va la vida. Entonces, dejarás de coger flores.» Reinhold Max Eichler, 1900

En sus inicios los dibujos eran solo el acompañamiento de los artículos. En la revista colaboraron Rilke, Hermann Hesse, Thomas Mann, Arthur Schnitzler, Gustav Meyrink, Hugo Ball… Hasta Proust escribió paraSimplicissimus, pero a los pocos meses quedó claro que su razón de ser eran sus extraordinarias ilustraciones humorísticas, que eclipsaban los textos. El estilo de los artistas del semanario era un popurrí de todas las corrientes underground de entonces, —de Toulouse-Lautrec a Munch, pasando por Aubrey Beardsley—, adaptadas al gusto popular. La revista solo tenía diez páginas y había una competencia feroz entre los dibujantes para salir en el siguiente número, por lo que su calidad acabó siendo asombrosa, teniendo en cuenta que sus ilustraciones se preparaban casi siempre a toda prisa. Hoy, en Internet se venden láminas para enmarcarque reproducen estos mismos dibujos, a veces, con el one liner de la parte inferior mutilado.

De todos modos, su exquisito estilo fin de siècle era solo era el guante que envolvía la zarpa del ácido naturalismo que la hizo célebre. Cuando los dibujos tomaron el control de la revista, las páginas de Simplicissimus se transformaron de pronto en un carnaval rugiente de militares, curas, rameras, «señoras que», gitanos, oficinistas, alcohólicos, insomnes, lesbianas, violinistas, perros, mendigos, niñas de papá y campesinos: la vida real de Alemania (y la fantástica; los trolls de Kittelsen se hicieron famosos aquí) contada mediante el humor gráfico. Era un vendaval de aire fresco en una sociedad cerrada y reprimida. Cuando prácticamente nadie más lo era, sus dibujantes fueron antimilitaristas, anticolonialistas, anticlericales y anticasitodo, aunque no era una publicación de izquierdas al uso: el partido socialdemócrata alemán siempre los miró con recelo, porque no respetaban tampoco a los pobres. Sus lectores, los estudiantes y los profesionales liberales, la adoraban. Pronto dio unos beneficios espectaculares. En un gesto de los que ya se ven poquísimas veces, el editor convirtió a los dibujantes más asiduos en copropietarios del medio. La justicia del káiser, seguramente asustada por toda la belleza que había creado sin querer, los dejó en paz para siempre, aunque ya no hacían tímidos chistes históricos: ahora llamaban directamente puteros y borrachos a todo el stablishment. Un cronista de ABC contaba en septiembre 1908 la epopeya de la lenguaraz revista, con un tono mucho más amable que el que probablemente habría recibido en ese mismo periódico si Simplicissimus se hubiese publicado en España.

  • «—Arriba la cabeza y tranquilízate, mi niño. No te hablo ahora como tu superior, sino como tu amiga.» Ferdinand Von Reznicek, 1904

Juan Rulfo, el arte de narrar


Este es el título que la editorial RM (de estupendo catálogo) ha elegido para dar a conocer un nuevo libro acerca de la obra de este autor jalisciense (recordemos que en 2010 publicó una destacable edición de fotografías del autor de Pedro Páramo llamada 100 fotografías de Juan Rulfo).

La autora, Françoise Perus, ha pasado buena parte de su vida investigando la obra de este escritor y en esta compilación nos ofrece un panorama específico de algunos de los textos emblemáticos de Rulfo.

El cometido de esta publicación, nos dicen los editores, “es una invitación a releer los textos de Rulfo con ojos nuevos. Su contenido retrata dimensiones de la obra de Rulfo hasta ahora muy poco exploradas, por lo que contribuye a abrir nuevas perspectivas de investigación historiográfica y crítica respecto de la obra del jalisciense y de la narrativa mexicana y latinoamericana”.

“La publicación fue realizada en coedición con la Dirección de Literatura (UNAM), el Centro de Investigación sobre América Latina y el Caribe (UNAM), La Universidad Autónoma de Guerrero, la Universidad Nacional de Colombia (Facultad de Ciencias Humanas, sede Bogotá) y la Fundación Juan Rulfo.”

La autora:

Françoise Perus (Le Puy en Velay, Francia) es maestra en Letras Hispánicas por la Universidad Paul Valéry en Montpellier. Reside en América Latina (Ecuador, Chile, México) desde l963, es profesora e investigadora titular en la Universidad Nacional Autónoma de México desde 1973, y ha impartido clases como profesora invitada en diversas universidades de América Latina, Canadá y EE.UU. Pertenece al Sistema Nacional de Investigadores y a la Academia Mexicana de Ciencias. Ha sido merecedora del Premio Casa de las Américas (Cuba) en el género ensayo en dos ocasiones: con Literatura y sociedad en América Latina: el Modernismo (1976) y con Historia y crítica literaria. El realismo social y la crisis de la dominación oligárquica (1981). Ha colaborado con la colección Archivos de la UNESCO con ensayos sobre Al filo del agua de Agustín Yáñez y Canaima de Rómulo Gallegos. Es autora de El realismo social en perspectiva (1995) y de De selvas y selváticos. Ficción autobiográfica y poética narrativa en Jorge Isaacs y José Eustasio Rivera (1998). Sus investigaciones y sus numerosas publicaciones en volúmenes colectivos y revistas especializadas, nacionales e internacionales, se orientan hacia la teoría, la crítica y la historiografía literarias, y más específicamente hacia cuestiones de poética histórica. A este respecto, ha publicado dos antologías, Historia y literatura (1994) y La historia en la ficción y la ficción en la historia (1999), ambas destinadas a reabrir los debates en torno a la complejidad de las relaciones entre la literatura y la cultura.

Próximas publicaciones acerca de Juan Rulfo en RM:

Cartas a Clara (noviembre de 2012)

Dice Alberto Vital en el prólogo: “Los papeles de un gran escritor tienen, sí, carácter de documentos”. Para él, permiten responder a una pregunta: “¿cómo es que Rulfo escribió esas trescientas páginas que Gabriel García Márquez ha puesto a la altura de las de Sófocles, esto es, de uno de los hombres que contribuyeron a fundar la civilización?”.

En enero de 1945 Rulfo escribe: “No sé lo que está pasando dentro de mí; pero a cada momento siento que hay algo grande y noble por lo que se puede luchar y vivir. Ese algo grande, para mí, lo eres tú. … Estuve leyendo hace rato a un tipo que se llama Walt Whitman y encontré una cosa que dice:

            El que camina un minuto sin amor,

            Camina amortajado hacia su propio funeral.

Y esto me hizo recordar que yo siempre anduve paseando mi amor por todas partes, hasta que te encontré a ti y te lo di enteramente”.

Gracias a Mara Garbuno las facilidades en el acceso a esta información y al ejemplar que pronto aparecerá reseñado en Suplemento de libros.

Como plus, comparto una imagen del índice, a fin de dar una idea del contenido (el libro es muy recomendable). Click sobre la imagen para ampliarla:

Escribir en internet


Recomiendo la lectura de esta reseña a Escribir en internet. Guía para los nuevos medios y las redes sociales, obra elaborada por la Fundéu BBVA y editada por Galaxia Gutenberg, en el blog Español (con virgulilla, por favor): Escribir en internet.

Convocan al VII Certamen “Poemas sin Rostro” 2012 de Canal Literatura


Imagen

Hoy se inicia la recepción de participaciones al VII Certamen “Poemas sin Rostro” (edición 2012) de Canal Literatura. Aquí las bases y los enlaces a la web de la asociación convocante:

A partir de hoy 5 de abril hasta el día 15 de mayo de 2012 estará abierto el plazo de envío de poemas originales para concursar en esta séptima  edición del certamen de poemas que organiza la Asociación Canal Literatura.

En esta ocasión el jurado está compuesto por los poetas Blanca Andreu y Sebastián Mondéjar que decidirán los tres premios finales de este certamen.

El envío de originales se hace íntegramente por correo electrónico, siendo imprescindible  adjuntar los formularios oficiales del certamen que pueden descargarse desde esta web especial en el apartado BASES  añadiendo una foto o imagen del documento (Pasaporte, cédula o carné propio del país de origen), que acredite la identidad del autor.

Recomendamos visitar las distintas páginas para leer detenidamente las normas y los requisitos imprescindibles de participación así como la información adicional  para el premio del público.

Los poemas podrán ser comentados por los usuarios y participantes en la tónica de fomentar el intercambio de opiniones entre escritores, lectores y usuarios fomentando la participación activa.

¡¡Animate y participa!!

Texto publicado originalmente en: http://www.canal-literatura.com/Apoesia7/?p=4

¿WhatsApp con las redes sociales?


Este es el nombre de la mesa redonda que, a manera de Tuitertulia, se llevará a cabo en la Universidad de la Comunicación el próximo 24 de marzo, como parte de las actividades de la segunda Feria del Libro de esta institución, en esta ocasión titulada: ¿WhatsApp con las relaciones humanas?

 Los temas:

Algunas de las interrogantes sobre las que se desarrollará la charla son: ¿Qué mecanismos de interacción social en Internet, más allá de Twitter y Facebook, estamos empleando quienes nos dedicamos a la comunicación? ¿Cuál es el justo valor social de estas comunidades virtuales? ¿Cómo adaptamos nuestro trabajo con el lenguaje, tanto usuarios habituales como gente que trabaja con el idioma, al mediar y “editar” la parte de nuestra realidad que pretendemos comunicar? ¿Cuál es el principal aprendizaje del uso de las redes sociales?

El formato:

La Tuitertulia, o diálogo mediado en Twitter, se ha elegido con el fin de que mediante la etiqueta #TuitertuliaUC podamos seguir el encuentro aun cuando no sea de modo presencial.

Los participantes presenciales son:

Fernando Molina López. Comunicólogo, investigador y antropólogo social con diplomados en Análisis de la cultura y Tecnologías de Información y Comunicación en Educación y con el grado de maestría en Ciencias de la Comunicación. En la UC imparte la materia Política y Comunicación Estratégica de la maestría en Comunicación.

Enrique G. Gallegos. Es doctor en procesos políticos por la Universidad Autónoma Metropolitana y maestro en filosofía por la U. de G. Actualmente es profesor-investigador de tiempo completo en la UAM-C y miembro del Sistema Nacional de Investigadores. Es miembro latinoamericano de la Red Mundial de Biopolítica.

Renato Guillén (@tattoo_hunter). Estudia Historia y Letras Hispánicas en la Facultad de Filosofía y Letras de laUNAM. Becario del Programa de Jóvenes Creadores del Fonca en cuento con su proyecto Nanoficción. Autor de los libros de cuentos Diálogos con la ponzoña y Cuentos Asesinos. Sus narraciones están incluidas en la antología de cuento vampírico Vamp Fest y en el volumen dos de Bukowksi.

Nahum Torres (@nahjum). Periodista cultural freelance. Fundo y dirigió Zonat.TV, primer sitio electrónico de periodismo cultural (2001-2007). Fue coordinador de Fomento a la lectura en el municipio Ecatepec (2007-2009). Actualmente es coordinador de Librosampleados.

Yo tendré la oportunidad y el gusto de moderar esta mesa, por lo que los invito a que, si radican en México DF, nos acompañen el sábado 24 de marzo, a las 11:00 horas, en Zacatecas 120, col. Roma (en el Foro Roma de la UC) o, de modo virtual, con la etiqueta #TuitertuliaUC:

PROGRAMA COMPLETO DE ACTIVIDADES

Aprovechen para visitar la Feria del libro, habrá varios stands tanto de títulos especializados en comunicación como literatura:

Durero y las artes, en la Gaceta del FCE


Si dan click sobre la portada de La Gaceta del Fondo de Cultura Económica podrán leerla online. En marzo de 2012 está dedicada a diversas manifestaciones artísticas. Incluye textos de The economist y Paul Westheim. Además, Roger Bartra escribe “Salvajes o demonios”; Rafael Vargas nos ofrece un texto dedicado a Vicente Rojo; Clara Barguellini reseña a George Kubler. Yo hago una humilde aportación, gracias a la generosidad de Tomás Granados, director de La Gaceta, con una crónica de la muestra “Pinocho” de Francisco Toledo, expuesta recientemente en el Centro Cultural Bella Época (aquí pego un breve video de esta exposición).