Los hombres que venían de lejos


Los hombres que venían de lejos llegaban buscando algo. A veces creían hallarlo. Otras, tal vez encontraban lo que perseguían, pero no se daban cuenta. Algunos volvían sobre sus pasos, los más seguían su camino, mas sin saberlo también volvían. Toda partida era un regreso. Los que se quedaban a poco se convencían de que lo hallado, el deseo cumplido, era menos valioso de lo que habían imaginado. Sin embargo ya no podían irse. No se los impedía ninguna limitante física, sino su resignación. Entonces añoraban el camino de los que se iban, a veces sin saberlo incluso. Los idos envidiaban en secreto a los que se quedaban, siempre. Y eso no era un secreto para nadie. En ocasiones intercambiaban cartas. En ellas se mostraban optimistas, deseosos de un mejor porvenir para todos. Sabían que mentían, pero les importaba ser amables, ante todo. Intuían que eso que buscaban estaba en alguna parte. Pero, invariablemente, todos morían dudando si lo andado había sido como lo recordaban; muchos caían en cuenta que un detalle del tránsito había valido la pena. No obstante el tránsito era sólo eso: un recorrido, un trayecto, nada tangible, nada real, sólo un vago recuerdo construido con mucha dificultad.

No tránsito

Chau apurado para Buenos Aires


Linda estás hoy, Buenos Aires (a pesar de Macri). Aun tras la tormenta madrugona de hoy y el pronóstico de lluvia permanente abriste el cielo pa despedirnos, porque a ambos nos gusta el sol. Agradezco el detalle y apuro el chau nomás para no ponernos sentimentales (no es de malevos como nosotros, viste?). Me voy porque tengo la peculiaridad de ser hombre y no viento o sombra o ectoplasma chocarrero o algo etéreo que me permita quedarme y a la vez partir o teletransportarme. Ni pedo. Uno es lo que es y ya está. Si puedes, alguna tarde mándame hasta el norte un airecillo de esos que corren por tus calles y doblan, imprudentes, tus ochavas; que lleve un olor a bifecito (o bifito, para decirlo en porteño) de chori asándose en alguna de tus terrazas; que incluya algunos gritos festivos del piberío (sí, esto se lo plagie a Eladia), olor a mate, a fiambrería y visiones de sol sobre los capós de los taxis más lindos del mundo; resguarda el tesoro de Núñez siempre (tu mayor riqueza, para mí). No quiero ponerme espeso, yo que de plomo soy muy a menudo. Distendamos entonces: chauchas totales.

20141217_184202 20141218_144441 20141227_132051 20141227_180043

70 años de cine en el Centro Cultural Bella Época


Aun cuando el Centro Cultural Bella Época llegará a sus primeros siete años de operaciones, en abril próximo, el inmueble que lo alberga cumplió, el 25 de diciembre, 70 años de haberse inaugurado como un cine de lujo. Yo tengo el privilegio de laborar ahí desde hace algún tiempo y me he dado a la tarea de investigar un poco de su historia que he compartido en una crónica publicada por el diario mexicano Excélsior. Comparto el enlace a la página en PDF de la versión impresa y el enlace a la versión online.

Aquí, algunas imágenes históricas que he ido recopilando en internet:

Charles Lee por Witzel
Charles Lee, arquitecto, por Witzel

Bella Época

cine92

cinelido inauguracion

imagen014lk

imagen015mf

imagen210s

lidolind

propalido proplido

Ofrenda de Día de Muertos dedicada a víctimas de intolerancia política


Hoy, víspera del Día de Muertos, me he encontrado con una ofrenda dedicada a la memoria de más de 700 personas asesinadas por asuntos políticos en México. La instalación se halla en el Jardín de la Democracia, en México, DF., justamente frente a las oficinas generales del PRD (en Avenida Benjamín Franklin), partido que la promueve. Comparto algunas imágenes:

Juan Rulfo, el arte de narrar


Este es el título que la editorial RM (de estupendo catálogo) ha elegido para dar a conocer un nuevo libro acerca de la obra de este autor jalisciense (recordemos que en 2010 publicó una destacable edición de fotografías del autor de Pedro Páramo llamada 100 fotografías de Juan Rulfo).

La autora, Françoise Perus, ha pasado buena parte de su vida investigando la obra de este escritor y en esta compilación nos ofrece un panorama específico de algunos de los textos emblemáticos de Rulfo.

El cometido de esta publicación, nos dicen los editores, “es una invitación a releer los textos de Rulfo con ojos nuevos. Su contenido retrata dimensiones de la obra de Rulfo hasta ahora muy poco exploradas, por lo que contribuye a abrir nuevas perspectivas de investigación historiográfica y crítica respecto de la obra del jalisciense y de la narrativa mexicana y latinoamericana”.

“La publicación fue realizada en coedición con la Dirección de Literatura (UNAM), el Centro de Investigación sobre América Latina y el Caribe (UNAM), La Universidad Autónoma de Guerrero, la Universidad Nacional de Colombia (Facultad de Ciencias Humanas, sede Bogotá) y la Fundación Juan Rulfo.”

La autora:

Françoise Perus (Le Puy en Velay, Francia) es maestra en Letras Hispánicas por la Universidad Paul Valéry en Montpellier. Reside en América Latina (Ecuador, Chile, México) desde l963, es profesora e investigadora titular en la Universidad Nacional Autónoma de México desde 1973, y ha impartido clases como profesora invitada en diversas universidades de América Latina, Canadá y EE.UU. Pertenece al Sistema Nacional de Investigadores y a la Academia Mexicana de Ciencias. Ha sido merecedora del Premio Casa de las Américas (Cuba) en el género ensayo en dos ocasiones: con Literatura y sociedad en América Latina: el Modernismo (1976) y con Historia y crítica literaria. El realismo social y la crisis de la dominación oligárquica (1981). Ha colaborado con la colección Archivos de la UNESCO con ensayos sobre Al filo del agua de Agustín Yáñez y Canaima de Rómulo Gallegos. Es autora de El realismo social en perspectiva (1995) y de De selvas y selváticos. Ficción autobiográfica y poética narrativa en Jorge Isaacs y José Eustasio Rivera (1998). Sus investigaciones y sus numerosas publicaciones en volúmenes colectivos y revistas especializadas, nacionales e internacionales, se orientan hacia la teoría, la crítica y la historiografía literarias, y más específicamente hacia cuestiones de poética histórica. A este respecto, ha publicado dos antologías, Historia y literatura (1994) y La historia en la ficción y la ficción en la historia (1999), ambas destinadas a reabrir los debates en torno a la complejidad de las relaciones entre la literatura y la cultura.

Próximas publicaciones acerca de Juan Rulfo en RM:

Cartas a Clara (noviembre de 2012)

Dice Alberto Vital en el prólogo: “Los papeles de un gran escritor tienen, sí, carácter de documentos”. Para él, permiten responder a una pregunta: “¿cómo es que Rulfo escribió esas trescientas páginas que Gabriel García Márquez ha puesto a la altura de las de Sófocles, esto es, de uno de los hombres que contribuyeron a fundar la civilización?”.

En enero de 1945 Rulfo escribe: “No sé lo que está pasando dentro de mí; pero a cada momento siento que hay algo grande y noble por lo que se puede luchar y vivir. Ese algo grande, para mí, lo eres tú. … Estuve leyendo hace rato a un tipo que se llama Walt Whitman y encontré una cosa que dice:

            El que camina un minuto sin amor,

            Camina amortajado hacia su propio funeral.

Y esto me hizo recordar que yo siempre anduve paseando mi amor por todas partes, hasta que te encontré a ti y te lo di enteramente”.

Gracias a Mara Garbuno las facilidades en el acceso a esta información y al ejemplar que pronto aparecerá reseñado en Suplemento de libros.

Como plus, comparto una imagen del índice, a fin de dar una idea del contenido (el libro es muy recomendable). Click sobre la imagen para ampliarla:

Al son de ¡Que viva la literatura! anuncian actividades de la 32 Feria Internacional del Libro Oaxaca 2012


Del 1 al 11 de noviembre se llevará a cabo la 32 edición de la Feria Internacional del Libro Oaxaca, dedicada al escritor mexicano José Emilio Pacheco.

Esta vez, FILO contará con más de 100 actividades, 20 presentaciones de libros, conciertos musicales y la participación de 85 autores, entre quienes se encuentran Margo Glantz, Juan Villoro y Sergio Pitol, entre muchos más.

Todo el programa, detalles y más información en:
http://www.vivelalectura.com.mx/

Y, por supuesto, ¡Que viva la literatura, salud!:

Operación masacre, película con guión de Rodolfo Walsh


El 8 de octubre de 1895 nació Juan Domingo Perón, una de las figuras políticas más relevantes de América Latina en el siglo XX. Murió en 1974, dos años después de que se filmara una película que atañía directamente a la persecución que su legado había padecido tiempo atrás. El autor de esa historia se llamaba Rodolfo Walsh y su obra Operación masacre. Con ella, se había convertido en uno de los pioneros del gran reportaje literario contemporáneo –luego, Truman Capote le añadiría el mote de “no-ficción” y trataría de apropiárselo como género de su invención- al consignar la represión contra el peronismo desatada en Argentina durante la dictadura militar de Pedro Eugenio Aramburu, a partir de 1955.

La “revolución libertadora”, como se llamaba el movimiento encabezado por Aramburu y otros militares afines a la oligarquía que en 1955 depuso al gobierno democrático de Perón, aplastó un intento de contragolpe, en 1956, con muchas muertes de por medio. Un hecho emblemático de esa respuesta fueron los “fusilamientos de José León Suárez”, una verdadera masacre en un basural de General San Martín, Gran Buenos Aires. Las víctimas se encontraban escuchando por la radio una pelea de box. Walsh contactó a los sobrevivientes de ese hecho y escribió Operación masacre, como libro (1957) y también colaboró en el guión de la película que, dirigida por Jorge Cedrón, se filmó en 1972.

Walsh murió asesinado a manos de otra dictadura argentina, la de “el proceso de reorganización nacional”, instaurada en 1976, cuando ésta cumplía un año en el poder. El periodista cuestionaba la conducta de los militares en una carta que puede leerse aquí. Al día siguiente fue secuestrado por los matones al servicio de la junta de gobierno.

Como escribió José Emilio Pacheco: “De esta forma desapareció uno de los grandes escritores hispanoamericanos de nuestro fin de siglo (XX). Pero, como él mismo escribió acerca de su hija, muerta en combate unos meses atrás, Walsh vivió para otros, y esos otros son millones”. Seguramente esos otros querrán conocer, si no lo hacen ya, el testimonio que se reúne en Operación masacre. La he encontrado completa y aquí la comparto, hoy, 8 de octubre, pues la fecha viene bien para no olvidar.