Érase un perro, de Alfonso Reyes: acerca de nuestra mansedumbre


Este breve texto está inspirado en un can feo y callejero que conmovió a Alfonso Reyes en alguna de sus tantas visitas a Cuernavaca y que le sirve para exponer acaso las tribulaciones de ciertas almas humanas, aquellas que hallan tranquilidad en la resignación, el conformismo y la servidumbre. Apareció originalmente en el hoy extinto periódico Novedades el 27 de diciembre de 1953, seis años antes de la muerte del autor. Con apenas página y un párrafo, logra un efecto disparador como la microficción, de hecho yo le llamo “ensayo”, pero bien pasa por artículo, cuento y crónica.

Érase un perro

Por la terraza del hotel, en Cuernavaca, como los inacabables mendigos y los insolentes muchachillos del chicle, van y vienen perros callejeros, en busca de un bocado. Uno ha logrado conmoverme.

Es un pobre perro feo, pintado de negro y blanco, legañoso y despeinado siempre. Carece de encantos y de raza definida, pero posee imaginación, lo que lo enaltece en su escala. Como el hombre en el sofista griego —fundamento del arte y condición de nuestra dignidad filosófica—, es capaz de engañarse solo.

alfonso reyes y su perro alí en buenos aires
Alfonso Reyes y el perro Alí (Buenos Aires, 1927)

Se acerca siempre sin pedir nada, a objeto de que la realidad no lo defraude. Se tiende y enreda por los pies de los clientes, y así se figura tener amo. ¿Algún puntapié, algún mal modo, alguien que lo quiere echar de la terraza? El perro disimula, acepta el maltrato y vuelve, fiel: nada solicita, sólo quiere sentirse en dependencia, en domesticidad humana, su segunda naturaleza.

Los amos no son siempre afables, pero él entiende; los tiempos son duros, la gente no está de buen humor, los países andan revueltos, el dinero padece inflación, o sea que el trozo de carne está por las nubes. Toynbee diría que cruzamos una “era de tribulaciones” (age of troubles), algo como haberse metido en una densa polvareda. El perro entiende. Por lo pronto, ya es mucha suerte tener amos, o forjárselos a voluntad.

A veces, una mano ociosa, a fuerza de hábito, le acaricia el lomo. Esto lo compensa de sus afanes: “Sí —se dice meneando el rabo—, tengo amo, amo tengo.”

Hay algo todavía más expresivo cuanto a la ilusión del pobre perro, y es que se siente guardián del hotel, y gruñe a los demás perros y los persigue para que nadie moleste a sus señores ni mancille su propiedad.

Así, de espaldas a sus semejantes, sentado frente a su humana quimera, alza la cabeza, entra en éxtasis de adoración—y menea el rabo. (¿La “servidumbre voluntaria”?)

Fuente: Alfonso Reyes, “Érase un perro”, Las burlas veras. Primer ciento, Obras Completas,  t. XXII, Fondo de Cultura Económica, México,  1990, pp. 429-430.

Por qué el 12 de noviembre es Día Nacional del Libro en México


En México, cada 12 de noviembre se celebra el Día Nacional del Libro. En esa fecha los libreros y editores mexicanos obsequian un ejemplar a sus clientes (o al menos se editan miles de volúmenes para ello).

Esta costumbre se inició por un decreto presidencial emitido el 6 de noviembre de 1979, durante el gobierno de José López Portillo, pero no fue sino hasta el 12 de noviembre de 1980 cuando se editó el primer libro de obsequio. Se eligió ese día por ser la fecha del natalicio de Sor Juana Inés de la Cruz (1651), posiblemente uno de los nombres que más sentido encuentren cuando se trata de libros y fervor por el saber. El primer título que se editó para este fin fue Sor Juana Inés de la Cruz. Obras escogidas. Se imprimieron 100 mil ejemplares de los cuales yo tengo uno cuya imagen comparto:

 

 

Empresarios y periodistas: humor involuntario


Carlos Mota
Carlos Mota

Leyendo un diario hoy hallé una gran pieza de humor involuntario entre quienes se relacionan con el poder monetario en México. Su visión de desarrollo es para partirse, pues resulta tan descontextualizada de las necesidades nacionales que únicamente los hace ver como realmente son: egoístas ensimismados en su enriquecimiento. Reproduzco aquí este texto escrito por Carlos Mota, “analista” económico de televisión y de Milenio diario, un periódico mexicano, en el que se reproduce un fragmento de una a entrevista al empresario Olegario Vázquez Aldir, director general de Grupo Empresarial Ángeles, o sea, periódico Excélsior, hoteles Camino Real, Grupo Imagen, Cadena Tres (televisión), banco Multiva, hospitales Ángeles (y otros negocitos). El caso raya en el humor involuntario de Mota y en el cinismo sincerote de Vázquez Aldir, ambos ciegos e indiferentes,  sea por ignorancia o perversidad, ante lo que para cualquier ser verdaderamente interesado en el bien común es evidente.

De acuerdo con Mota, una pregunta “clave” en la que fundamenta su “columna” es:

“¿La apertura de la marca de hoteles Real Inn será la noticia más importante de este grupo en 2012, o tendremos noticias internacionales?”

La respuesta del empresario no tiene desperdicio:

“Estamos trabajando en analizar todas las oportunidades que tengamos. Estamos buscando alternativas para tomar nosotros, como grupo, ventaja de esta condición de debilidad que viven algunos países en el mundo. Debido a ello, pudiéramos tomar como empresa algunas posiciones en otros mercados. Te diría en síntesis: hace muchas décadas, hace muchos años, las guerras eran por territorio; se daban por otras condiciones. Los muertos eran de

Olegario Vázquez Aldir
Olegario Vázquez Aldir

verdad, con balas y con sangre. Hoy te diría que en este siglo, en esta era, las guerras son por mercados. Los ejércitos somos las empresas. Vemos en muchos países con qué énfasis los gobiernos apuntalan y apoyan a su empresariado y a sus empresas nacionales para alentarlos a salir a conquistar otros mercados. (…) Estamos en esta lógica: buscando oportunidades. No sé si se nos den, pues muchas no dependen de nosotros.”

El texto termina reproduciendo un “adelanto periodístco” con respecto a la apertura de un nuevo hotel en México, DF, sin hacer mención alguna a la estupidez mencionada por Vázquez Aldir. Por cierto, este trabajo periodístico se parece mucho a los publirreportajes.

El punto que destaco no es ese. Lo que cuestiono es que un empresario dueño de medios de comunicación viva tan desinformado con respecto a cómo siguen siendo las guerras en la actualidad: ¿sinceramente cree que los muertos hoy ya no son de verdad?, ¿ninguna familia tiene que huir y perder todo su patrimonio por salvar la vida, digamos, desplazada por el narco?, ¿las guerras ya nos se dan por territorio, es decir plazas, entre narcotraficantes?, ¿no se ha reconocido oficialmente que México vive una “guerra” contra el narcotráfico?, ¿entonces?, ¿en verdad ya no se derrama sangre?, ¿en qué mundo vive Vázquez Aldir?, ¿en el que le reportan sus medios?, ¿su caso es común entre los empresarios mexicanos?, ¿este tipo de personas es la que definirá el rumbo de las elecciones presidenciales en 2012?

El caso no es aislado. El cinismo y la indiferencia de nuestra clase dueña del dinero son vomitivos. Caso triste e indignante. Desgraciadamente, seguiremos por el mismo rumbo.

 Aquí la columna, tomada de la fuente original

La doctrina del shock


Este documento basado en la investigación homónima de Naomi Klein, llevado a lo audiovisual por Alfonso y Jonás Cuarón, propone una revisión de los abusos del sistema capitalista inspirados en preceptos de Milton Friedman y los llamados “Chicago boys”, sus experimentos económicos en las dictaduras militares de Chile y Argentina, así como los casos estadounidense e inglés. Todos con resultados devastadores (excepto para los bolsillos, bien llenos, de unos cuantos). Muy recomendable para documentar la memoria: La doctrina del shock

[youtube http://youtu.be/gP591bZNc0I]

Preguntas para el rescate de México


México es invitado de honor del Salón del Libro de París, reunión bibliófila que se iniciará mañana viernes. Uno de los escritores invitados, Carlos Fuentes, dio hoy una conferencia en la cual enfatizó que la cultura es la “única constante permanente en la evolución” y debe “utilizarse contra los crímenes y el narcotráfico que tratan de detener al país”. La idea, sin ser nueva, resulta irrebatible, al menos para mí, pero si yo hubiera podido charlar con Fuentes habría buscado planterle ciertas preguntas que guardo desde hace tiempo. Acá escribo algunas interrogantes al azar (y que Benedetti dispense la usurpación del método):

¿A qué nos refermios con cultura? ¿Cuál? ¿Cómo priorizar el interés por la metacultura cuando la cultura imperante se afinca en la no reflexión de la misma, en una inercia que nos arroja a la indefensión o, de plano, a la abulia rayana en una perversa indolencia? ¿No tendríamos que empezar a hablar antes de buena educación y de una disminución seria de las inequidades abismales como principio de una verdadera cultura nacional? ¿Hay cultura nacional? ¿Hay noción de país o sólo resquicios de un pasado que nos enorgullece falsamente y de un presente que nos aterra debido a la certeza de un futuro perdido? ¿De qué México hablamos cuando hablamos de México? Sin demagogia: ¿México es una nación o es un territorio sobrepoblado de mexicanos?

-JLE

Relevan dirección en el FCE


La Presidencia de la República ha anunciado el relevo de Consuelo Sáizar del Fondo de Cultura Económica. Acá el comunicado (a la espera de conocer la designación de la nueva cabeza de la editorial, aunque se espera a Joaquín Díez-Canedo):

Ciudad de México.- El Primer Mandatario mexicano anunció a las 13:45, desde la Residencia Oficial, nuevas designaciones al frente de la SCT, del IMSS y el Conaculta.
Como nuevo Secretario de Comunicaciones y Transportes, en lugar de Luis Téllez, designa a Juan Molinar Horcasitas; como director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, (IMSS), a Daniel Karam y como Presidenta del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, (CONACULTA) a Consuelo Sáizar, quien sustituye a Sergio Vela.
En breve más información.

Fin del comunicado.

-JLE