Daily winter


Pues no, no era una nube, era una fuga de material celeste: la mancha de una irreparable avería en donde habitan los dioses.

Anuncios